Archivo de la etiqueta: Twitter

“SIENTETE COMO UN IMBESIL” (SIC)

No es cuestión de hablar de moral, ni de ética ni de un carajo. Me sabe quién sea el Presidente de la República, me saben sus militares, sus esbirros y sus dólares. Ahora más, siento que soy un inadaptado entre los desadaptados en un país de oportunistas y ladrones, y casi rayando en lo pendejo.

Se me ocurrió el sábado, muy bien pensado y sin ninguna carencia o pasión escribir por Twitter lo siguiente “No sé cómo sentirme: como un pendejo que no fue a robar #daka o como un ciudadano incorruptible, pero sin electrodomésticos”. Hubo muchos RT y Favoritos, pero no faltó el comentario de un seguidor de huevito con 12 seguidores, regalándome su primer tweet: “SIENTETE COMO UN IMBESIL (SIC)”… Bello, más allá del hermoso error ortográfico, la respuesta fue fenomenal, por lo que escribe semejante fenómeno, claro está. Después, su segundo tweet en la vida fue “@NicolasMaduro bravo Presidente duro con las zapaterías del estado Monagas”… eso empeoró las cosas. No pude detenerme en considerar todo esto como un venezolano común y corriente con una frase cliché: Este país se fue a la mierda.

En la mierda estamos…

Bueno. No tenemos que comentar nada sobre el asunto legal de esta borrachera. Cualquiera consideraría que la cosa debe ir a lo legal con el cierre de la empresa, un juicio, un remate judicial de los productos, la liquidación de la empresa y tal, pero como en este país las cosas son como son y todos son unos arrodillados al estado, no podemos pensar que esto sea posible. Simplemente el presidente dijo “que no quede nada en esa mierda” y salió la Fuerza Armada a controlar el saqueo. Ese es el punto que no estoy de acuerdo.

En mi pueblo eso es instigación a delinquir de Presidente hacia abajo, y en un país normal, eso se traduce a una investigación tipo Nixon y algunas responsabilidades bien llevadas donde seguro no cae Nicolás ni por asomo, pero esto es un delito que nadie está en la capacidad de acusar, y por supuesto, de sentenciar, porque aquí, nuestra Justicia se reparte en una cuerda de arrodillados al régimen.

Yo estoy de acuerdo, obviamente, que todo lo que está pasando en la calle es de arrancarse los cabellos: no sabes cuánto cuestan las cosas mañana, no puedes planificar tu presupuesto y a medida que pasa el tiempo, las cosas están, peor y peor, y peor, y peor.

Ellos afectan al consumidor final, arrastrando su moral y su necesidad, o su codicia por un Televisor arrechísimo Led de 60 pulgadas (cada quien que lo vea como le venga en gana) que no podrían comprar ni con un extra crédito financiado a 24 meses con un sueldo de empleado público como debe ser, porque este país ha desbancarizado a la gente, ha distorsionado la economía de consumo, ha roto toda la realidad con un control insoportable e inmensurable, estomacal y medalaganario de una economía que por donde va, no lo entiende nadie, ni que resucite Domingo Maza Zavala.

No es el dinero, es el alma

Debo reconocer que no sólo estoy asqueado del gobiernito este que tenemos desde hace 15 años. Estoy realmente decepcionado que nos prestemos al asedio económico del comercio que vende en bolívares y compra en dólares, porque este desbarajuste cambiario sólo tiene una responsabilidad, y es el gobierno.

Pero lo realmente triste de este asunto es qué es que ha hecho esta triste realidad en el alma de todos los venezolanos, sacando lo peor de cada cual, por la obvia razón de que alguien tiene que poner el pellejo, pero yo no voy a ser. Es comprensible, pero la vaina tampoco es así como se presenta.

Creo que esta situación nos ha denigrado a lo más bajo, y creo que esto es lo que quiere esta gente, que nos convirtamos en unos arrastrados por sentirnos felices de robar, asaltar un local que, obviamente, es tan corrupto y usurero como es el estado, y que hoy, muy convenientemente para un gobierno que está en elecciones, consiguió su Chinito de CADIVI.

Entender que estos tipos incurren en la usura desmedida y que merecen un castigo… si… pero para eso está la constitución y las leyes, algo que parece que se les olvidó desde que se enfermó Chávez.

Estoy triste de pena. Que les puedo decir, este país no se fue a la mierda, ella llegó para quedarse.

Anuncios

Recordar como un oficio en las conversaciones

A todos ustedes, que pese a la distancia, existe el Facebook.

Si. Tengo que aceptar que el texto pobrísimo de ayer tiene sus razones. Debía escribir. Tenía esa sensación incomoda de no haberlo hecho en semanas. Podría justificarme de cualquiera de las maneras conocidas, algunas muy bien manejadas por su servidor. No. Era poco serio. Sencillamente no escribía porque no se me ocurría nada.

Creo que el cambio de trabajo y de tiempo, ha dado pie a una flojera que estoy tratando de desvestirme. Además está el mercado, el fastidio de la ducha corona que me está dando más problemas que nunca y el agua fría es terrible porque te congela las ideas. El tema de tener la casa limpia se ha convertido en una obsesión, ni hablar sobre el asunto de vestirse para el nuevo trabajo. Eso sí que me tiene inquieto.

Pero siempre tenemos que ver con el oficio narrativo descriptivo. Las conversaciones se han convertido en herramientas constructivas para no perderse en la sequedad literaria. Últimamente, conversar y recordar a los otros, a aquellos que nos hacen falta, ha sido una herramienta para la lucidez, sin embargo, no sé si es mi ego o mí o mi humilde forma de comportarme que hace que todo eso se quede en su sitio, quieto como está.

Sin embargo…

Hay quien dice que hay que soltar la carga innecesaria para poder recibir buenas cosas… estoy de acuerdo, pero… de toda la carga, creo que son mis amigos y sus vivencias lo que más me importa, y parte de ese peso es necesario…

Con respecto a los textos, pues, algo haré… ya verán.


A %d blogueros les gusta esto: