Archivo de la etiqueta: lo que te hace grande

Tal vez lo que te hace grande…

santi

Han pasado cuatro años desde que nos conocimos… ni hablar todo lo que ha pasado durante todo este tiempo. Digamos que no ha habido planes, sólo tiempo que pasa, que pasa muy muy rápido.

Resulta que después de estos cortos cuatro años, a tu alrededor se ha tejido cientos de historias que se cuentan fácil, pero que todas tienen su epicentro. Santiago.

Nadie lo puede explicar, pero hoy que no estas por ahí, que estas en un país extraño con tu mamá que tiene una sonrisa cada vez más grande por cada día que pasa en tu vida, y tu papá, un ser fenomenal que es capaz de ponerse la armadura de hidalgo e ir a hacer milagros con el sabor que tiene su cocina, por tu hermana que no he podido conocer todavía, que con sus dos dientitos ya tiene cara que es el clon de tu mamá…

No sé qué es lo que te hace grande, si el tiempo, si la distancia, si las ganas de verte, o de escuchar las historias que se siguen hilvanando de lo que haces, dices o te sucede, que hace verte cada dia más grande. El asunto es que has crecido mucho.

Ya casi creo que eres un hombre, el hombre al que le escribía hace unos años cuando eras un bebito, y que apenas te aconsejaba cuales eran las cosas que debías hacer para sobrevivir o vivir mejor la vida.

Te recuerdo indefenso, te recuerdo curioso, te recuerdo increíblemente valiente, te recuerdo con tu carácter apretado y severo. Te recuerdo cuando te di a comer hielo (una cara de extrañeza, pero dispuesta a pedir más), te recuerdo cuando te di a comer limón y cuando te sentaba a ver comiquitas toda la tarde. Te recuerdo con mis audífonos puestos escuchando música y bailando. Te recuerdo temblando de frío en una piscina. Te recuerdo siendo El Rayo McQueen. El pirata que peleaba espadas. El campeón que jugaba fútbol y metía goles contra el Madrid. Te recuerdo con sueño, ese contra quien perdías todas las noches. Te recuerdo dormir.

Cuando te vea te tengo una lista de consejos que por ahí rondan por internet que me hacen pensar en ti cada vez más con más risas.

Santiago tiene ya cuatro años, y desde que escuché esta canción, me hace recordarte “Tal vez, lo que te hace grande no entienda de cómo y por qué. Tal vez, lo que me hace grande es tenerte delante otra vez”. Debe ser que como dice al final, “Pero no hay ecuación ni formula genial que te ayude a comprender lo que asoma detrás”. Las cosas son como son y punto pelota…

Ahora la vida me está entregando una felicidad de las mismas dimensiones que tú tienes para tus padres. Estoy esperando, expectante, asombrado, con el mismo asombro cuando vi a tu mamá con la barrigota que tanto te caracterizó… Aún no decidimos como se va a llamar, aún no sé nada de nada de nada. Apenas estamos mirando con sorpresa lo rápido que la vida transfigura sus premios. Estoy en la misma línea de partida que estaban tus papás hace unos años. Sólo sé una cosa, la vida te coloca pequeñas escuelas… y tenerte en mi vida ha sido una de ellas.

Te extraña mucho…

Tu padrino.

 

PD: De aquí viene todo esto…

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: