Archivo de la etiqueta: comunicación

El negocio del periodismo

periodismo1

A veces nosotros los periodistas se nos olvida que el periodismo es un negocio. Lo peor del caso, cuando nos damos cuenta seguimos viviendo mal que bien en un apartamento alquilado, botado de un diario al que le diste 17 años de tu profesión desde que fuiste pasante hasta que te preguntaron “ fecha de ingreso y último sueldo”.

El negocio de la verdad, no de la verdad de verdad, sino la verdad novelada en historias censuradas por el editor, parte del negocio, y por la mesa editorial, los dueños del coroto, termina en una casa solitaria, llena de libros y notas escrita con los años, recuerdos y diplomas del día del periodista, seguramente hasta premios ganados a costa de trabajo de esos 17 años en un diario que un día decidió que no eres conveniente para la política editorial de un diario que recién acaban de vender, pese a los mil quinientos años de abolengo de una empresa familiar que comenzó con un sujeto, poeta, soñador, con dinero y algo de suerte, apegado a la verdad.

Ser romántico es una mierda, pero precisamente por eso somos periodistas.

Podría tener la certeza que entre esos papeles viejos y los premios y regalos, está más de una carta de alguna investigación abierta por la inconveniente que ese reportero escribió alguna vez que sacó de mala hostia a algún juez o algún fiscal, y con un poco de suerte fue algún ministro o algún presidente, que terminó en una investigación inconclusa que nunca caminó porque solo querían amedrentar. También, esta me da más risa, alguna que otra carta al tribunal disciplinario del CNP donde te acusan de yo no se que cosa.

Yo tengo las mías y eso que mi paso por el periodismo policial fue bastante apenas de 7 años. Suficientes para terminar la carrera con un sueldo de pasante más guardias.

Pienso en ustedes muchachos, a los que han ido botando uno a uno convenientemente porque son sujetos incómodos, piedras en el zapato. Quizá, cuando este país se convierta en algo más que un juguete de aquellos que nos desean arrodilladlos, los dueños del negocio, del negocio del periodismo, se acordarán que aquellos reporteros inconvenientes que botaron alguna vez quedaron en la gloria del periodismo que ellos no fueron capaces de hacer, sólo porque era un negocio.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: