Archivo de la etiqueta: 2013

Hoy es 23…

6018853339_377252e372_z

Hoy amanecí en casa de mi mamá. Aunque cada vez más me convenzo que ese sitio es cada vez menos mío, debo reconocer que estar con mi madre y mis hermanos, soportar los cariños de mi tía, que tenerla es un alivio y un placer, y por supuesto, tener los recibimientos escandalosos de Oreo, hace que las cosas complejas de la vida sean apenas un recuerdo cuando estás en familia. Eso me recuerda lo mucho que me cuesta salir de esa casa para la mía, pero también lo mucho que me cuesta ir a ella.

Hoy es uno de esos días especiales en los que uno celebra las decisiones de la vida, precisamente, estas decisiones que pese a todo lo ocurrido, siguen siendo mías, correctas o no. En lo personal, creo que considerar la vida entre las decisiones correctas o no es una pendejada. Las decisiones que uno toma son las correctas sea como sea, pese a que los resultados de esas decisiones no sean las más agradables del mundo. Hoy por hoy, soy la persona que soy gracias a esas decisiones y estoy orgulloso de ello. Sin embargo, no puedo dejar de pensar que de alguna manera u otra, esas decisiones pesan un poco, pero nada de morirse. Quizás por eso, amanecer hoy en casa de mi madre ha sido un alivio casual pero muy oportuno.

Hoy es 23… y estoy agradecido.

Anuncios

Recordar como un oficio en las conversaciones

A todos ustedes, que pese a la distancia, existe el Facebook.

Si. Tengo que aceptar que el texto pobrísimo de ayer tiene sus razones. Debía escribir. Tenía esa sensación incomoda de no haberlo hecho en semanas. Podría justificarme de cualquiera de las maneras conocidas, algunas muy bien manejadas por su servidor. No. Era poco serio. Sencillamente no escribía porque no se me ocurría nada.

Creo que el cambio de trabajo y de tiempo, ha dado pie a una flojera que estoy tratando de desvestirme. Además está el mercado, el fastidio de la ducha corona que me está dando más problemas que nunca y el agua fría es terrible porque te congela las ideas. El tema de tener la casa limpia se ha convertido en una obsesión, ni hablar sobre el asunto de vestirse para el nuevo trabajo. Eso sí que me tiene inquieto.

Pero siempre tenemos que ver con el oficio narrativo descriptivo. Las conversaciones se han convertido en herramientas constructivas para no perderse en la sequedad literaria. Últimamente, conversar y recordar a los otros, a aquellos que nos hacen falta, ha sido una herramienta para la lucidez, sin embargo, no sé si es mi ego o mí o mi humilde forma de comportarme que hace que todo eso se quede en su sitio, quieto como está.

Sin embargo…

Hay quien dice que hay que soltar la carga innecesaria para poder recibir buenas cosas… estoy de acuerdo, pero… de toda la carga, creo que son mis amigos y sus vivencias lo que más me importa, y parte de ese peso es necesario…

Con respecto a los textos, pues, algo haré… ya verán.


Dejar AVON…

Han pasado casi dos semanas desde que deje mí puesto limpiecito, los papeles arreglados, los correos enviados, las despedidas listas, las responsabilidades repartidas y las expectativas revoloteándome en el estómago. El sábado ya  me hacía falta. El lunes, con una corbata puesta (¿Cortbata? Si… Corbata…) se me había quitado la echaduria de menos a todo lo que Avon representaba en mi vida… Realmente fue siempre un salvavidas.

Casualmente esa reflexión fue bien importante para mí en el momento en el que comencé a repartir las cosas, las cientos de cosas, en las que era responsable. Hubo tantas cosas que hacer, miles de millones, que nunca me había dado cuenta que realmente Avon, en esos momentos difíciles fue eso que me mantuvo a flote: por el trabajo, por el tiempo, por Guatire, por la disciplina, por los muchachos, por el chalequeo en el comedor, por las muchachas (muy lindas todas) por el Teamsite y sus vericuetos, por la web, por la conexión lento, por atención a la representante, por el folleto, por el folleto virtual, por la visión de lo que debe ser el Internet, por la visión de lo que debe ser un negocio en Internet.

Ahora, divorciado, serio, mejor vestido por obligación, diabético y más maduro, me enfrento nuevamente a una perspectiva nueva con las ideas y los aprendizajes que tengo después de tener a Argenis y a Eduardo de aliados y maestros, a Héctor como un amigo exigentisimo muy parecido a un jefe, a Virginia y Leidi siempre pendientes y con un consejo oportuno para el trabajo y la vida, a Anlev con su sordera funcional y concentrada… y a la gente de global siempre buscando como enseñar algo nuevo, realmente todo lo que pude lo aprendí, y eso lo agradezco. Mucho más maravillosa fue la noticia de saber que habíamos llegado al 50% de ventas web. Un reto que teníamos desde el año pasado y que se logró justamente cuando me retiro… así tal cual, con la manos en alto de la alegría y muchas ganas de buscar el siguiente reto.

Ahora, después de dos semanas con un proyecto en la cabeza por presentar y muchas ganas de ponerlo en marcha ya, al ritmo de Avon obviamente, sigo considerando mis decisiones. Sigo expectante, con la cabeza revolucionada de ideas y agradecido de mis aprendizajes. Hoy más que nunca, estoy consciente que sé lo que estoy haciendo y creo que son más las respuestas que puedo ofrecer.

Creo que ya me di el tiempo necesario… a seguir trabajando…


Mis Deseos para el 2013

Desear un feliz año, así como se desea siempre un feliz año, es de lo más aburrido. Por eso, prefiero escribirles mis deseos, que seguramente considerarán suyos, este año, así que por que no… Esto es “Lalista”.

1. Deseo que cierren todos esos capítulos viejos, esas cosas que no pudieron dejar en paz este año… Espero que eso sea lo primerito que hagan para que tengan un año lijerito.

2. 4 pares de cojones para botar todo eso que no les sirve, no les gusta y les molesta. ¡Salgan de ese peo ya! Sobre todo esa ropa que no les sirve, y espero que sea porque están más flacos. Si no… Pues es buena idea ponerse en ese plan (lo certifico)

3. Fortaleza de echarle el gancho a su pareja y decidir de una buena vez que quieren hacer de su vida. Y no teman equivocarse… Intentarlo no es fracasar, sin embargo no se metan en ese peo si tienen esa mentalidad. Háganlo pensando que ser pareja es apoyarse… Eso no se consigue todos los días.

4. Si están solos, les deseo que tengan amor, sea fijo o temporal, que desean. No anden rompiendo corazones por ahí que eso es muy feo y trae mal Karma.

5. Coraje para perdonar. Eso es un buen punto. Uno siempre anda cargado de rabias y molestias con la gente, es mejor quitarse esas rabietas y sincerarse. (Ver 1) al final es carga pesada también.

6. No exageren con sus deseos de año nuevo. La vaina frustra todos los años cuando tienes que reconducir los deseos del año nuevo al que viene… Pónganse metas concretas, cinco o seis a lo sumo, para que la vaina le funcione. Por ejemplo, no es buena idea decir “voy a salir a trotar ese año”, cuando ni si quiera tienes zapatos.

7. Que puedas tener lo que no necesitas… precisamente por eso… Es un asco andar toda la vida en economía de guerra. Algún día mereces lo que te gusta, no lo que necesitas para sobrevivir, por eso te deseo que tengas lo que no necesitas, sencillamente porque lo mereces y te da la relajadísima gana. (Este está bueno, ¿verdad?)

8. Placer y belleza: yo soy de la teoría que estás dos cosas te llenan el alma. Por eso tengo predilección por la poesía, la naturaleza, los labios rojos, los ojos claros, por la danza y la música, por el vino, el ron, el whisky, la salsa, el Rock and Roll y por supuesto la buena comida… si todo esto te gusta, también te deseo orgasmo infinitos (como diría la propia Yuma)

9. Una sesión de yoga a la semana. Es una mariquera que yo lo diga, pero de pana te llena de equilibrio, paz y oxígeno. Además, si tienes el propósito de cambiar algo en tu vida, creo que el yoga es un buen comienzo.

10. 365 días más… La vaina ta muy jodida, por eso no es paja desearte la vida, plena, completa, con todas sus horas, minutos y segundos. Y cada día que pase sea mejor…

PD: si no funciona nada de eso… Hay prozac…

Creditos: esta vaina la hice mientras hacia mercado con Ligia… A ella le debo como el 40 por ciento de las ideas…


A %d blogueros les gusta esto: