Leer a Francisco

Yo no soy un tipo muy creyente. Quien me conoce sabe que soy una persona que cuestiona la fe desde la conciencia, sin embargo, mis valores son profundamente cristianos, y eso se refleja en mi pensamiento político.

En todo caso, yo que estudie con Jesuitas y que mi formación católica estuvo signada por un profundo estudio político (y para colmo, mi papá era economista de formación marxista) enmarcada en algo que llamaron lo Jesuitas en su momento “fe y justicia”, cosa que no entendí hasta que años después, en la práctica, conocí a un señor que se llamaba Julio Borges.

Yo que reniego de todo, hoy fuera de la acción partidista, fuera de los predios de la fe, peleado con la visión “de lo social” del finado Hugo Chávez, me reconcilio con la iglesia que me bautizó cuando en el camino me encuentro con un Papa que me ha sorprendido: Francisco, el argentino, el Jesuita, el hombre de fe, el hombre.

Una amiga me comentó sobre el encuentro de jóvenes en Río de Janeiro. Entre su excitación, sus dilemas y todos los dolores de cabeza que implica viajar, su emoción contagió mi curiosidad y estuve muy atento del evento. Quería escuchar a Francisco.

Oh sorpresa… Escucharlo fue en si una experiencia fenomenal, pero más sorpresa fue el equipo de prensa del vaticano: Francisco no había tocado Roma cuando en la web estaba publicado los discursos del viaje… Además de cientos de notas de prensa y conversas, entrevistas y no se cuanta cantidad de documentos, estaba todo. Perfecto para un mortal textualmente racional como yo.

Aunque esperaba algo más espiritual, me encontré con un Papa consiente, sensato, de pensamiento libre y honesto, humilde, y claro de la función de la iglesia que hoy preside: de fe y de justicia.

Lloré como un tonto, leí todas mil veces. Francisco, el Papa de la fe que reniego le dio otra visión a lo que esperaba de él y de la iglesia que “milito”: una iglesia de jóvenes inquietos, con las manos llenas de pasión y de conciencia, pero no de conciencia de biblia únicamente, de conciencia social, de lucha, de lío, de pasión.

Ahora Francisco dice que la iglesia debe ser política. ¡Claro que debe serlo! Pero política desde el bien común, desde la justicia con fundamento en la fe que profesamos, desde la libertad con responsabilidad, desde aquel Magis que decía San Ignacio pero con la humildad y la conciencia de San Francisco.

Por eso creo que mi fe ha cambiado. Quizás la fe ciega sigue siendo un enemigo a muerte, pero con Francisco me siento fortalecido en mi ideología Hoy me siento, como decíamos en nuestras oraciones cuando muchachos, un fiel soldado de Cristo.

Les dejo el documento de Los discursos de Francisco en Brasil aquí.

TODOS LOS DISCURSOS, HOMILÍAS, MENSAJES Y ORACIONES QUE PRONUNCIÓ S.S. FRANCISCO  EN SU VIAJE APOSTÓLICO A  RÍO DE JANEIRO CON  OCASIÓN DE LA XXVIII JORNADA MUNDIAL  DE LA JUVENTUD JULIO 2013

Anuncios

Acerca de mtgonv

Comunicador, publicista y periodista, dedicado al Estudios del Discurso, la comunicacion digital y los medios sociales.editor de los blogs mtgonv.wordpress.com, desdepaloverde.wordpress.com y lasmanerasdeldecir.wordpress.com Ver todas las entradas de mtgonv

Debes haber iniciado sesión para comentar.

A %d blogueros les gusta esto: