Aprendí a hacer Mercado…

Estoy en proceso de divorcio y en entre una tontería y otra, atribuía a mi caída de peso  a la depresión post separación, sin embargo, hubo un momento en el que me dije a mi mismo… “mimismo… esto de estar cada día más flaco no debe ser normal. Yo, que mimismo, voy al médico”. Como todas las conversaciones parecidas o relacionadas a un médico siempre terminan en nada, pues esta no fue muy diferente, hasta que me lesioné…

Los Carnavales fueron una maravilla, un bochinche, una tarde de juegos con agua que terminaron en parrilla, una tarde con paella, dias de dormir y limpiar y de tocar frenéticamente la guitarra. Mi jefe, músico profesional (no como yo que soy un guataquero), dice que si estuviera soltero fuese el mejor músico del país, porque le dedicaría ocho horas diarias a practicar… y se lo creo.

Ese viernes mi rodilla se hinchó como un jamón, por lo que el tema de ir al médico fue inminente… finalmente la rodilla se convirtió en el “Segundo issue” por atender: resulta que tenía una infección en la orina y la hemoglobina glicosidada en 11… “¡11!”, once, ¡ONCE!.

Vino la pregunta esa que todos tememos… “¿desde cuándo eres diabético?” … como que ´”¿Desde cuándo?, le pregunté al médico… y su cara fue un poema… terminé en la clínica recluido cinco días  donde nadie decía nada y me explicaba nada… sólo me decían: tómate esto, inyéctate esto, cómete esto. El médico me llego (cuyo nombre de la clínica ni del doctor voy a mencionar porque considero que no se merece la publicidad, por más que sea mala), me inspeccionó como perito de seguro, vio mis exámenes y me dijo “ tómese ésto”.

AJA… ¿y entonces? Y que significa Diabetes Tipo II, y que hago, como se enfrenta, como se cura… Nada… el señor se fue, con sus honorarios debajo del brazo y una cita médica en un mes… a la cual no he ido ni pienso ir con él. Así, haciendo uso de mis experticias y vicios, el Internet se convirtió en un referente maravilloso, no sólo para entender que y por qué estaba yo en esta situación (que de todas maneras estoy buscando un médico que me explique las razones de por qué uno a los 34 años para en diabético) y que debo hacer para controlarla.

Mi sorpresa ha sido que con el tiempo te vas encontrando una cantidad de gente que es diabetica y que tiene maravillosas recomendaciones para ir entendiendo las cosas.También está mi amigo Fran, que es nutricionista y fue el primero que llamo al enterarse de mi condición y me hizo las primeras recomendaciones para la alimentación… y creo que fueron las mas acertadas porque los resultados han sido buenos.

Ya estoy, después de dos meses en 7. Hacer mercado ha sido una consulta constante con mi pana Fran, con el internet, con los recetarios bajos en azucares y con mis amigas comeflores que tienen unas ideas maravillosas para comer sanamente sin necesidad que todo sepa a berenjena. Ahora gasto menos: la cantidad de vegetales subió, compro fruta, y muchas cosas chinas que ayudan a que la comida sea más llevadera. Lo único es que no he podido dejar la carne, es uno de esos males que no puedo desdeñar…

Debo reconocer que tengo delirios con malteadas de chocolate y dulces de panadería (de esos que se hacen con azúcar  manteca y de vez en cuando algo de harina), pero descubrí unas bebidas con sabor a chocolate carísimas  pero que te sacan de esos delirios comunes y que finalmente sirven para amainar la falta de dulce. Si las congelas, son helado… Punto a favor.

Una nena me dijo una vez: “yo soy buena en la cocina de dieta… si quieres te enseño…”, y yo en mis adentros me dije a mi mismo, el mismo personaje de al principio: “Mimismo, esto se pone interesante” así que esto de salir a caminar, hacer yoga, hacer mercado de manera distinta, cocinar distinto y mejor, y vivir la vida distinta tiene sus encantos… Vamos a ver cuando a mimismo y a la nena les da por reunirse a cocinar…

Anuncios

Acerca de mtgonv

Comunicador, publicista y periodista, dedicado al Estudios del Discurso, la comunicacion digital y los medios sociales.editor de los blogs mtgonv.wordpress.com, desdepaloverde.wordpress.com y lasmanerasdeldecir.wordpress.com Ver todas las entradas de mtgonv

Debes haber iniciado sesión para comentar.

A %d blogueros les gusta esto: