Pollo sentao (o esas recetas de pascual que alegran la vida)

Definitivamente la idea era excepcional. Tomar un pollo entero y cocinarlo sentadito cual comiquita de Tex Avery (sin la necesidad que saliera hablando del horno o que se salseara el mismo) era una idea atractivísima que me había sugerido en Sr. Pascual (si, el mismo de las paellas) para un día de domingo.

Todo el ritual comenzó el día anterior en la conversa sobre cómo hacer el pollo. Y en el automarcado me recomendó que comprara un aceite de oliva que muy buena calidad y con un precio considerablemente más bajo que el otro que siempre compramos.

Luego las recomendaciones: Esencial… masajea el pollo de manera muy cariñosa con aceite de oliva y con especias para que vaya macerando. Yo, como siempre  y retando a los creadores de la receta, fileteé unos ajos y los coloque en el bolsillo de la piel para que les diera sabor. Luego, vino el destacable: encular al pollo con una lata de cerveza medio llena y aromatizada con romero y ajo (otro punto para mí).

Las sonrisas de la gente que vio al pollo sentadito haciéndose en el horno no fueron menos. Era tan divertido verlo con sus alitas puestas en las rodilla y sus pechugotas saliéndose de su corsé de piel cual chica mala de bar francés, que la idea de comerlo era como si nos comiéramos una mascota, sólo que olía muy bien.

Ahí quedo el pollo enculao tal y como me dijo Pascual, sólo que a fin de cuentas yo no puedo dejar de hacer las cosas a mi manera… ¿de eso se trata cocinar no?

Anuncios

Acerca de mtgonv

Comunicador, publicista y periodista, dedicado al Estudios del Discurso, la comunicacion digital y los medios sociales.editor de los blogs mtgonv.wordpress.com, desdepaloverde.wordpress.com y lasmanerasdeldecir.wordpress.com Ver todas las entradas de mtgonv

One response to “Pollo sentao (o esas recetas de pascual que alegran la vida)

Debes haber iniciado sesión para comentar.

A %d blogueros les gusta esto: