Sal y Pimienta

Siempre tuvimos la idea de que podíamos comprar dos pimienteros, de aquellos con molinillo y usarlos con la sal gruesa. De tanto imaginarlo conseguimos unos que destacan por su clase y estética. Ahí en el extinto Tijerazo los conseguimos y no dudé en convencer a mi contraparte. De plástico, si. Pero hechos con una delicadeza y una estética increíble. Quizás un poco grandes para el gusto de alguno, pero hacen lo que deben: le cambian el interés a la comida al salpimentarla de otra manera. Después de probarlos, agradezco poder tenerlos en la casa coronando como rey y reina (aunque de lados contrarios del ajedrez) la bandejita rotatoria de la despensa.

Anuncios

Acerca de mtgonv

Comunicador, publicista y periodista, dedicado al Estudios del Discurso, la comunicacion digital y los medios sociales.editor de los blogs mtgonv.wordpress.com, desdepaloverde.wordpress.com y lasmanerasdeldecir.wordpress.com Ver todas las entradas de mtgonv

Debes haber iniciado sesión para comentar.

A %d blogueros les gusta esto: