Una Paella Dominguera

Hay domingos particulares en la vida. Domingos en los que uno dedica tiempo a los amigos y a la familia, en especial con aquellos que tienen una sazón abundante en la punta de los dedos.

Ana y Pascual llegaron temprano a la casa, colocaron todo el hareware y Don Pascual hizo de las suyas en una paella gigantesca: simplemente espectacular. Lo divertido fue que comimos directamente de la paellera. Oreo estaba totalmente extasiado con el conejo y paseaba de un lado a otro de la mesa buscando las bendiciones de alguno de nosotros. La conversa fue amena y divertida.

Definitivamente no había mejor manera para dar la bienvenida a los nuevos pequeños de la casa de nuestros amigos, y definitivamente, celebrar el amor nuestro y de nuestros amigos, el amor a nuestra familia y por que no, el amor que le tenemos a nuestro cachorro, que no dejó de celebrar que estuvimos un domingo en la casa de mi mamá.

Anuncios

Acerca de mtgonv

Comunicador, publicista y periodista, dedicado al Estudios del Discurso, la comunicacion digital y los medios sociales.editor de los blogs mtgonv.wordpress.com, desdepaloverde.wordpress.com y lasmanerasdeldecir.wordpress.com Ver todas las entradas de mtgonv

One response to “Una Paella Dominguera

  • Mato por una Valenciana | Desde Palo Verde

    […] El día  que la conocí fue de manos de mi compadre (Pascual Martorell, el del Pollo Sentao) quien apenas iniciaba su negocio con el tema de las paellas. En esos días de fiesta le pedí que me hiciera una de esas maravillas culinarias con el arte traído de las mismísimas Españas. Como de costumbre, esa fue una de las mejores cosas que nos pudo pasar en la vida (fotos en los post anteriores). […]

Debes haber iniciado sesión para comentar.

A %d blogueros les gusta esto: